Taller de radio en la Bru: democratizar la palabra

Con el apoyo del Ministerio de Cultura de la Nación, comenzó una capacitación en Comunicación y Derechos Humanos que culminará con la grabación de micros radiales contra la violencia institucional. 

La Casa de Cultura y Oficios Miguel Bru, en el barrio de Parque Patricios, vuelve de a poco a las actividades presenciales. Con protocolo y fases escalonadas, empezó a desarrollarse un taller de comunicación y derechos humanos que a lo largo de tres meses capacitará a unas 30 personas y culminará con la grabación de una serie de micros radiales contra la violencia institucional. 

La apertura de las capacitaciones fue en la terraza de la Casa con  la asistencia de más de 26 personas de distintos colectivos y organizaciones, así como personas de distintos barrios de la Ciudad de Buenos Aires y quienes habitualmente participan de actividades o se acercan en busca de apoyo.

Desde La Plata y vía zoom, Rosa Schonfeld de Bru, dio la bienvenida a lxs participantes y destacó su alegría porque la Casa vuelva a tener actividad y que se haga esta actividad: “Lo que sufrió Miguel también lo sufrieron tantos jóvenes víctimas de la violencia institucional. Y es muy importante poder estar acompañando a otras personas, a otras familias, a otras mamás. Sentimos la necesidad de hacer esto. Porque yo tuve la suerte de no tener que pasarlo sola, de que hubo muchas personas que me acompañaron, lxs amigxs de Miguel y tantas más. Tenemos que seguir trabajando para que no haya más Miguel ni ningún chicx lo sufra”, dijo la presidenta de la Asociación.

En la actividad también estuvieron presentes Lucas Mac Guire, coordinador de la casa, junto a lxs profesorxs que integran el equipo del proyecto; Belén Beyrne; Paula Bistagnino; Marcelo Rabellino; Aldo Castelli yJulio Coseglia.

La iniciativa es posible gracias al programa Puntos de Cultura del Ministerio de Cultura de la Nación, que brinda subsidios y apoyos a organizaciones sociales y colectivos, que desarrollen iniciativas artísticas y culturales que promuevan la inclusión social, la identidad local y la participación ciudadana. 

El proyecto

La propuesta surge de la necesidad de abordar de una forma creativa y no estigmatizante -como sucede en general en los medios masivos de comunicación y en la mirada social instalada- las problemáticas que más afectan a les participantes de la Casa por su situación de vulnerabilidad. 

La mayoría han manifestado sufrir distintos situaciones de violencia institucional. Por eso se plantea un taller para conocer sus derechos y reconocer cuando son vulnerados, y  generar herramientas para volcarlos de forma creativa en productos comunicacionales radiales.

Con este proyecto la Bru abre un espacio a las voces, historias de vida e ideas a lxs participantxs para mostrar que existen otras formas de expresión y relatos posibles. La producción de los micros radiales promueve  la participación creativa desde la organización colectiva, y son  productos culturales con un potencial de multiplicación.

El proyecto se realiza en dos etapas. En la primera, que duró un mes, se trabajó de forma remota en conformar un equipo de trabajo acorde a las tareas a desarrollar en cuanto a contención, integración, enseñanza específica de acceso a derechos y técnica radial, expresión y redacción, producción de contenidos y oratorio. Además, se compró una consola para el estudio de radio, se planificaron las clases de los talleres, y se convocó a lxs beneficiarixs.

En la segunda etapa, de tres meses de duración, se está realizando la capacitación en acceso a derechos y producción radial mediante la dinámica de talleres presenciales semanales en la Casa de la Cultura y de los Oficios Miguel Bru. Luego se grabarán los micros radiales. Por último, se trabajará en armar una una red con otrxs actores, organizaciones y medios comunitarios que facilite la difusión de las acciones y los micros radiales producidos.

La comunicación y el acceso a derechos siempre fueron uno de los pilares de la Asociación Miguel Bru, desde que se constituyó en 2002. Porque además Miguel era estudiante de periodismo y sus compañerxs de la Universidad Nacional de La Plata fueron los que acompañaron a la mamá, Rosa, en la lucha. 

La Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA menciona que “todas las personas deben contar con igualdad de oportunidades para recibir, buscar e impartir información por cualquier medio de comunicación sin discriminación, por ningún motivo, inclusive los de etnia, color, religión, sexo, idioma, opiniones políticas o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición social”.